top of page
  • Foto del escritorClaudia Cortés

La Urgencia de Reciclar


La urgencia de reciclar
Reducir, reusar y reciclar

El Fondo Económico Mundial, WEF por sus siglas en inglés, comparte en algunos de sus videos que países como Costa Rica, India, Brasil, Kenia, Argelia, Camerún, China y varios de la Unión Europea, están apostando por el cuidado del planeta y el reciclado de plásticos y textiles.



Según el Informe de la Fundación Ellen MacArthurUna nueva economía textil: rediseñar el futuro de la moda”, cada segundo, el equivalente a un camión de basura de textiles, se tira o se quema. Menos del 1% de la ropa se recicla. La producción textil libera más gases de efecto invernadero que todos los vuelos y transportes internacionales juntos. Por su parte “The Guardian” afirma que una tonelada de ropa reciclada puede ahorrar once toneladas de emisiones de dióxido de carbono.



Estos son datos que nos ponen a pensar que es urgente y necesario un cambio en nuestros hábitos de consumo. Estamos acostumbrados a no reciclar nuestras prendas y a utilizar indiscriminadamente bolsas y envases de plástico, popotes, contenedores de unicel, etc. La ONU Medio Ambiente informa que más de 8 millones de toneladas de plástico se arrojan a nuestros mares anualmente, por lo que se espera que para 2050 haya más plástico en el mar que peces. Esto resulta algo terrible y devastador para el mundo, ya que muy probablemente nos estemos comiendo nuestra propia ropa y desechos plásticos al consumir pescados y mariscos.



Reciclar es fundamental si pretendemos mejorar nuestra forma de vida y preservar la flora y fauna marina y terrestre. Y esta es una labor que nos compete a todos: gobiernos, organizaciones no gubernamentales, sociedad y también empresas privadas. Tal es el caso de H&M, quien es la primera empresa con una iniciativa social-ecológica al incorporar dentro de su estrategia corporativa la campaña “El recolector de prendas de vestir”, con el que lanza un mensaje al mundo de que las cosas pueden ser recicladas además de compartir recursos con personas que tienen menos. Este programa tiene como eje central el recoger ropa, reciclarla y/o recanalizarla y agregar valor también al planeta y la sociedad concientizando a la comunidad para generar menos desperdicio y comprometerse al reciclaje. Lo más interesante de todo esto, es que como todo lo que mueve al mundo son las recompensas, H&M regala vales de descuento para sus futuras compras al donador por la ropa dispensada.



Algunos países como India, Kenia, Sri Lanka, China y Francia están armando estrategias para erradicar el uso de plásticos de un solo uso, ya que se utilizan durante segundos y tardan cientos de años en descomponerse. Costa Rica pretende convertirse en la primera nación en prohibir el uso del plástico de este tipo para 2021. Francia, por ejemplo, está elevando el costo de los artículos envasados en plásticos no reciclados y logrando que los envases reciclables resulten más económicos; comprometiéndose también a que para el 2025 todos sus envases sean de material reciclado.

Los Países Bajos y La india están construyendo caminos y carreteras con desechos plásticos, las cuales duran hasta 3 veces más que las carreteras normales y Camerún está haciendo barcos resistentes y seguros con las botellas plásticas. Argelia construye casas circulares con botellas rellenas de arena y paja para refugiados. La UE (Unión Europea), preocupada por la cantidad de toneladas de desechos plásticos que crean anualmente (25 millones), prohibirá los vasos de café no reciclables y lograr con ello que se usen sólo envases reutilizables para el año 2030.



Si creemos que esto es una tarea casi imposible o titánica, no debemos olvidar que ciudades como Curitiba en Brasil, llamada la ciudad más verde, recicla el 90% de su basura y sus residentes incluso pueden intercambiar basura por comida, libros o transporte.

Algunos consejos prácticos para reciclar y aportar nuestro granito de arena al planeta, son el evitar el uso de contenedores plásticos, popotes o unicel y en su lugar utilizar bolsas ecológicas o cajas para cargar nuestras compras, llevar nuestros propios contenedores al comprar comida, no pedir popotes y utilizar envases de vidrio o termos para beber agua. Evitemos comprar botellas de agua que resultan perjudiciales para la salud por los tóxicos que libera el plástico en el agua y que sólo contaminan el medio ambiente. Separemos la basura (cartón, vidrio, latas) para que puedan ser reutilizadas. Puedes convertir una botella de vidrio en un hermoso florero y una caja de cartón en un útil contenedor.

Al reciclar disminuimos el impacto de un daño que ya está hecho, mientras que al reducir y reutilizar dejamos de producir innecesariamente nuevos objetos y, por ende, evitamos su respectiva demanda de recursos materiales y la contaminación.


La urgencia de reciclar
Artículo en M Magazine


Claudia P. Cortés

Coach en Cambio de Hábitos

Fb. Hábitos en Armonía

Director Grupo Cabo Holístico

www.caboholistico.com

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page